CÓMO

Beauty Glam

Una belleza simplista, que irradia calidez y luminosidad desde el interior. Los colores otoñales se complementan mutuamente, con tonos terrosos concentrados de modo sutil en la línea de las pestañas, y marrones cálidos enmarcando los ojos, acentuando así su color. La piel brilla con un suave frescor y un rubor natural, tomando nota de los matices presentes en la piel. Las cejas son suaves con un arco elevado, abriendo los ojos sin distracción. Los labios, como manchados por bayas, tienen un esplendor juvenil, capturan los tonos delicados del interior e irradian una intención poderosa distintiva y discreta.